Blogia
Tio Petros

Einstein, annus mirabilis. Jornada 2 (5)

Primera charla de la tarde, fuera de programa a las 16:00

ARTHUR I. MILLER (University College, Londres)

Imperio de las estrellas obsesión y traición en la búsqueda de los agujeros negros

El profesor Miller lo es de Historia y Filosofía de la Ciencia. Presenta un episodio de la investigación teórica de la dinámica estelar: una confrontación que transgrediendo los límites de la lucha científica se interna en la lucha personal de dos titanes de la astrofísica: el hindú Subrahmanyan Chandrasekhar y el británico Sir Arthur Eddington.

El caballo de batalla es la siguiente pregunta: ¿Qué ocurre cuando una estrella agota su combustible nuclear? Eddington en con libro "La constitución de las estrellas" es una autoridad mundial en la materia, consolidada de manera clara y rotunda.

La idea de Eddington, formuladad por Ralph Fowler es que el principio de exclusión de Pauli establece un límite para la contracción estelar, debido a que los fermiones no pueden convivir en el mismo estado cuántico, lo que genera una presión de degeneración que se opone a la presión de implosión en la dinámica estelar.

La idea de Chandrasekhar será contraria: esto vale para una enana blanca hasta cierta masa, a partir de la cual (límite de Chandrasekhar, equivalente a 1,44 masas solares) la implosión continúa generando un agujero negro.

Chandrasekhar se dió cuenta de que las soluciones de Fowler y Addington no tenían en cuenta correctamente la relatividad general.

La estrategia de Eddington es la sigiente: conquistar la amistad de Chandrasekhar una vez éste está en Londres, presentarlo a la sociedad científica londinense para que exponga sus teorías y dar él una charla inmediatamente después desacreditándolo de forma inmisericorde.

Debido a esta orquestación, hasta 1,960 se pensó que una estrella nunca podía pasar el límite de Chandrasekhar , que se convertía así en una entelequia sin sentido.

Dado que posteriormente Kuiper presentará datos que avalan las soluciones de Chandrasekhar, Eddington va siendo arrinconado paulatinamente.

Chandrasekhar sobrevive a Eddington obteniendo el nobel de física en 1.983 en reconocimiento a su trabajo. Eddington había muerto 39 años antes, dejando tras de sí un legado también importantísimo de buen hacer científico a pesar de este affaire que demuestra que la ciencia es una actividad humana sometida a las pulsiones humanas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres