Blogia
Tio Petros

Un libro especial para un lugar especial.

 


 

Hay muchos tipos de libros, pero como recordaba Carl Sagan, una vida humana es excesivamente corta para leer una fracción infinitesimal de lo que se publica y hay que elegir. La primera clasificación, obvia donde las haya, es la que separa lo publicado en dos bloques: lo que me interesa y lo que no me interesa. Así no hacemos juicios de valor sobre las obras.

Dentro de lo que me interesa, una separación muy personal pero clara es la siguiente: lo que es accesible para mí y lo que no lo es. Aquí entramos en un terreno muy personal en el que la disponibilidad de tiempo, mi propia preparación, mis prioridades y mi economía tienen mucho que decir. Escojamos pues lo que me interesa y es accesible para mí.

En este clado existen libros que puedo leer en cualquier lugar y libros para los que necesito una cierta parafernalia exterior: hay libros que sólo puedo leer bajo un flexo, envuelto en humo de tabaco y en silencio absoluto e incluso con papel y lápiz cerca para tomar notas; otros son lecturas de verano en tumbona bajo una sombrilla (nunca a pleno sol, por favor).

En este punto la clave de clasificación personal de libros que les muestro, deja de ser dicotómica y se vuelve multivariante. Tengo libros de escritorio, libros para leer en la cama, libros de tumbona, de taberna y de transporte público. Pero quisiera hablar de un tipo de libros que tengo reservado para uno de mis lugares preferidos; el sancta sanctorum del lector: el cuarto de baño.

En mi taxonomía libresca privada clasificar un libro como libro de cuarto de baño es decir mucho sobre el ejemplar en cuestión, y todo bueno: debe ser un libro ágil; de capítulos cortos para poder leer uno entero en el tiempo racional que uno pasa en dicho lugar; debe ser interesante y debe no encajar exactamente en ninguna de las clasificaciones anteriores. Este último punto es importante, porque estoy muy influído por mis lecturas de biología y siempre me ha fascinado la taxonomía y en particular el esfuerzo humano por clasificar la diversidad biosférica en clados anidados, de manera que un clado nunca pertenezca sino a uno y sólo uno de los clados superiores. Así pues, no son para mí libros para leer en ningún otro lugar; y por lo tanto a pesar de lo aparentemente escatológico del asunto este taxón es de absoluta excelencia en lo que a mi respecta. Pocos libros merecen tal categoría.

Así pues, hablemos de los libros para leer en el cuarto de baño. Libros para aprovechar, saborear y disfrutan en cortos espacios de tiempo. Libros cuyos capítulos son joyas que merecen el reposo y la soledad de estos momentos íntimos e intransferibles.

Mi libro actual en estas circunstancias es " Ideas para la imaginación impura ", 53 reflexiones en su propia substancia, de Jorge Wagensberg.

El autor nació en Barcelona en 1948, es licenciado y doctor en Física por la Universidad de Barcelona y profesor de Teoría de los Procesos Irreversibles en la Facultad de Física de dicha universidad, donde dirige un grupo de investigación en biofísica. Es autor de múltiples trabajos científicos aparecidos en publicaciones especializadas internacionales y de una extensa obra de difusión científica hacia otros dominios de la cultura. En 1980 publicó el libro Nosotros y la ciencia (Bosch Editor) y en 1985 Ideas sobre la complejidad del mundo (Tusquets Editores). En 1983 crea la colección de pensamiento científico «Metatemas», también de Tusquets, y desde el año 1991 es director del Museo de la Ciencia de la Fundación ‘la Caixa’.

Tras este cúmulo de avales uno no toma este librito sin esperar algo de mucho interés; de forma que la exigencia a priori es alta. Cincuenta y tres reflexiones en 276 páginas hacen que cada reflexión sea muy cortita en extensión y muy fácil de leer, pero cada una de ellas está llena de bellas implicaciones y reflexiones profundas que se pueden aborar a posteriori. En ellas se muestra al científico como un ser ávido de reflexión y buscador impenitente de fuentes de inspiración en cualquier acontecimiento diario apartentemente trivial.

Un libro en suma excepcional por su interés, digno de un autor que ha demostrado largamente su potencia de divulgador a la vez que su talla de científico, un autor que tituló a otra de sus obras con uno de los títulos más sorprendentes y maravillosos que haya visto nunca; con una frase digna del mejor koan zen: "Si la naturaleza es la respuesta, ¿cuál era la pregunta?" (Colección Metatemas, nº 75; Tusquets editores).

FICHA DEL LIBRO:

TITULO:"Ideas para la imaginación impura, 53 reflexiones en su propio jugo"

AUTOR: Jorge Wagensberg

COLECCIÓN METATEMAS

EDITORIAL: Tusquets Editores

 


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

22 comentarios

Sildenafil Citrate -

Este libro es fantastico, es sin lugar a unda uno de los mejores libros que he leido.

Nike Shox Shoes -

Your weblog is so cool that I like it particularly a lot. As everyone understands respect is essentially the most important among people's life. Only respect every other to have along effectively and I think that leaving one's opinion is known as a behavior of respect.

Carlos Luis Colina Lugo -

Considero que nosotros como cristianos debemos pregonar la Palabra de Dios para que las almas se salven a través de este medio.

Luito -

Primero he de decir que encontré este diario (el palabro blog se me atraganta todavía un poco) por casualidad. Me ha gustado.
Pero lo que me ha empujado a poner este comentario es el haber encontrado una definición tan perfecta del concepto de "libro de baño": asunto en el que he pensado durante mucho tiempo. Cuando, hace años puse una pequeña estantería en el de mi casa, pude oír algunas pequeñas "barbaridades" entre mis más allegados.
Quiero contribuir sugiriendo un libro que, desde que lo compré, ha ocupado un lugar en la mencionada estantería y que cumple con largueza las características necesarias. Me refiero a "El arte de la prudencia" de Baltasar Gracián . Poca lectura y mucha destilación.
Pongo, a modo de muestra, una frase del aforismo 208: 'La enfermedad del necio es pensar de más'.
Enhorabuena por el diario. Me lo apunto para un próximo reencuentro

lurlughflg -

rererererererererereerfffgdggdgdgdgvvvdvololololololollolgfffghel f

jose -

El mejor libro para mi es aquel que puedo leer acostado en mi cama. No logro adaptarme aun a leer un archivo PDF sentado, lo he intentado y la verdad que no encuentro el mismo placer

Pierre de la Fermat -

Tio Petros, ¿haras algun articulo sobre el Dr. James Anderson y su "descubrimiento" de como dividir entre cero da la "nulidad"?

jose -

Hace poco compré el libro a raiz de este post y, aunque sólo llevo un par de capitulos me parece maravilloso. Reitero la recomendación. Es un libro de sobre ciencia sencillamente diferente, porque no reflexiona sobre la visión del mundo a través de la ciencia, sino sobre la esencia misma de ella.

Lumen Dei -

Glosa gloriosa en verdad, al respecto de lo oportuno de pulir dar pátina cultural y aún intelectual, al acto final del economía visceral interna. Hablaríamos sin duda de Inteligencia Intestinal.

Soy entusiasta de acudir a la llamada proctomante acompañado de un tomo de la Espasa-Calpe o de la Larousse, pues, como dices, casi siempe nos permite acabar lo que empecemos a leer, y, como obra documental con tantísmos artículos, saldremos satisfechos en los más dilat... eeeh... amplios sentidos.

Cuantos conocimientos atesoré en la infancia gracias a obrar de consuno el acto de la defecación con la disposición a mano de enciclopedias ilustradas e ilustrativas.

Es más, las hojas de la Espasa son finas, y, en caso de apuro... bien, creo que me estoy saliendo del tema.

groc -

No dije que los libros de baño no fueran buenos libors. Algunos "acaban" alli porque no sabes leerlos en otro sitio, me ocurre con la poesia, otros son recordatorios de ideas que quieres tener presente. Pero ocurre que en estos casos necesitas una relación corta entre el libro y tu, lo lees, recuerdas, te asombras, recapacitas...Con el libro de Wagensberg necesitas relacionar ideas en el cerebro, hacer conexiones, reflexionar, ir adelante y atras, más contacto con el libro, más TIEMPO y eso, provocaria una batalla por el cuarto de baño..caundo solo dispones de uno.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

RJ -

No sé a tí, Tío Petros, pero he conocido mucha gente (y me incluyo) para las que el baño es uno de los sitios donde más se concentran (o uno de los más). Realmente poca gente te molesta, y el entorno no es hostil a la concentración. Recuerdo con simpatía la vez que aproveché el "momento de urgencia" para tratar de seguir solucionando un puzzle. Y logré resolverlo ahí.


En fin, saludos

Rj

TioPetros -

Precisamente. Quizás no has captado el matiz, amigo goc, pero el post es absolutamente laudatorio hacia el libro en cuestión. Yo no tengo libros que "acaban en el baño". Tengo libros que pasan por el baño. Y siempre son excelentes.

goc -

me equivoque dos veces, una por dudar del autor y la otra porque no se como será su libro pero el mio no es para el baño. Es para hincar los codos en una mesa y tener la mente despierta. Es distinto y mucho más de lo que esperaba, es lo que hubiese querido encontrar en otros libros que acaban en el baño.

witilongi -

De todas maneras, si no tienes dinero para comprarte todos los libros siempre puedes acudir a las bibliotecas públicas, yo siempre lo hago. De hecho he leido muchas cosas sin gastar dinero, desafortunadamente próximamente nos quiere cobrar un cánon por coger prestados los libros en las bibliotecas. Todo lo que sea difundir cultura gratis parece que molesta a alguien...

Lola -

tío petros, quería pedirte una recomendación: ¿cuál es para ti el mejor libro de divulgación de matemáticas a nivel de bachillerato y a nivel de universidad?

Francis -

Hola, llevo tiempo leyendo los artículos publicos y me parecen muy interesantes, la verdad que he aprendido mucho este último tiempo. Pero aunque me salga del tema, me gustaría hacerle una pregunta que nos tiene un poco desquiciados a unos compañeros y a mi. La pregunta es: ¿qué hay más conjuntos o grupos?
La verdad que no es una pregunta sencilla.
Muchas gracias.

Aquiles -

Hola!
Estamos comenzando un sitio de publicación de noticias de divulgación científica.
La dirección es www.soloexactas.com
También tiene un Wiki y un Foro, pero por ahora nos queremos centrar en la publicación de artículos.
Si te interesa un intercambio de Links, por favor escríbenos.
Atte.
Aquiles

wopwp -

wopwopwopwop

groc -

Ná de ná, el cuarto de baño es sitio ideal, no por lo que haces sino por lo que no puedes hacer. Tener libros repartidos por la casa y tener pequeños espacios de tiempo para leer ¿que espacio de la casa es el indicado y que libros son los indicados?

Duende -

Olé tus huevos y que viva la Proctomancia

groc -

también tengo libros de cuarto de baño y justo acabo de comprar "a más cómo, menos porqué" de Jorge Wagensberg. Coincidencias de la vida (pero el mio tiene 747 reflexiones; eso empieza a crearme sospechas sobre el autor). No se si estará mal lo que voy a decir, pero esta clase de libros es como los de poesia, ni en la cama, ni en la mesilla con el flexo, ni en la playa, ni en la mesa de estudio; el cuarto de baño es su lugar ideal, concentración y parentesis.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres