Blogia
Tio Petros

Aculturaciones y relativismos



Acabo de encontrar en la bitácora enre2 la siguiente cita de un antropólogo americano:


"Una tribu que trata de detener una epidemia de fiebre tifoidea por medio de una cacería de brujas en gran escala actúa lógicamente de acuerdo con la creencia impuesta por su cultura, acerca de que las brujas son las responsables de la enfermedad. Cuando nosotros tratamos de lograr el mismo fin por medio de la vacuna, o hirviendo el agua para beber, también actuamos lógicamente basándonos en el conocimiento, producto cultural, de que la enfermedad es causada por ciertas bacterias. La mayoría de los miembros de nuestra sociedad jamás ha visto un germen, pero se le ha enseñado que existen y sin más demostración aceptan su existencia. En efecto, nuestros propios antecesores, y no muy lejanos, habrían encontrado más lógica la cacería de brujas que la vacunación".


Dicha frase pertenece al antropólogo Ralph Linton, en su obra “Cultura y personalidad”

Dicen que no hay mentira peor que una medio verdad, y este es uno de los casos. El tufo relativista o tan caro a los practicantes de la idiocia postmodernista lacaniana nos es bien conocido.

Lacan, Derrida, la nunca suficientemente vilipendiada Luce Irigaray y demás caterva parecen olvidar que existen, como decía Richard Dawkins, Buenas y malas razones para creer .

Los miembros de nuestra sociedad no han visto jamás un germen, pero saben perfectamente que con muy poco esfuerzo pueden ver uno. Aceptan su existencia no por un convenio social, sino porque saben de la existencia de una comunidad médica que trabaja a nivel mundial de forma coordinada. Saben que, si tuvieran tiempo y oportunidad, podrían ver con sus propios ojos tantos gérmenes como quisieran.

Dawkins describe magistralmente bien las tres malas razones para creer: la tradición, la autoridad y la revelación en una carta que dirige a su hija de diez años, y que ha circulado ampliamente por la web. La tenéis, por ejemplo aquí.

Algunos antropólogos parecen olvidar que a pesar de existir malas razones para creer, también existen buenas razones para creer: la evidencia. Parecen olvidar que además de un supuesto valor cultural, una creencia es portadora de un valor de verdad o de mentira objetivo y contrastable.

A un miembro de una tribu le puede parecer evidente que la fiebre tifoidea la producen las brujas, pero esto es una muy mala evidencia, porque se basará en la tradición, en la autoridad del chamán o en la revelación efectuada por el dios de turno (por boca del chamán, evidentemente). La evidencia a la que apelamos se basa en pruebas, resultados y repeticiones. No necesito ni siquiera ver con mis propios ojos al germen para saber que existe, y que produce la enfermedad: otros lo hacen por mi, y sus afirmaciones son constantemente puestas en tela de juicio por la comunidad científica. Yo tampoco he visto nunca un protón, ni un dinosaurio, ni una molécula de ADN. Pero creo en ellos, mientras no creo en los poderes paranormales, ni en la existencia del chupacabras o del monstruo del lago Ness.

Una creencia impuesta por una cultura es creer que a una niña hay que extirparle el clítoris cuando cumple cierta edad, o que los homosexuales deben practicar la abstinencia, o que las mujeres deben estar supeditadas a los hombres, o que deben llegar vírgenes al matrimonio y la prueba de tal virginidad debe ser expuesta en público en forma de mancha de sangre, y estas creencias muestran lo malo de las tradiciones, lo que debe ser extirpado como un cáncer, sin el menor miramiento. Cientos, miles de años de creencia continuada no aportan un ápice de verdad a una aberración. Pero, señor Linton, que yo crea que las enfermedades son producidas por gérmenes no se parece en nada a todo lo anterior, sólo en una mente enferma puede tener algún parecido.

En todo esto hay un asunto de gran calado: nos jode que los indígenas “se aculturen” absorbiendo nuestros conocimientos. Esto es una falacia: lo que es terrible es que accedan a lo peor, a lo más podrido de nuestra civilización de sopetón y sin defensa alguna, pero eso no es acceder al conocimiento.

En el fondo muchas veces no queremos que los pueblos en vías de desarrollo accedan al conocimiento. Aparentamos querer respetar las culturas originales de los indígenas, cuando en realidad estamos reivindicando nuestro supuesto derecho a observar el zoo humano en su prístina y virginal condición. No nos damos cuenta de que prístina y virginal condición es sinónimo de 40 años o menos de vida media, y unas condiciones de vida de mierda, estrés incluido.

Hace unos años, un vecino mío estuvo conviviendo unos meses con los yanomami, y al volver nos enseñó una serie de diapositivas sobre la hazaña. Comentaba las excelencias de la vida salvaje en la selva, y contraponía la vida que, supuestamente, había observado; con la que llevaban otros yanomami más “aculturados”. Particularmente le ofendía la imagen de un niño de esa etnia bebiéndose una cocacola mientras exhibía encantado unas playeras y un polo europeo. Además, el niño mostraba también una hermosa cicatriz de una vacuna, pero eso no parecía tener importancia. Lo que le jodía a mi amigo era que el niño estuviera bebiéndose una cocacola. No estábamos hablando de las enfermedades que el hombre blanco trasnmite a los indígenas, ni de los abusos cometidos por los garimpeiros, ni de los estragos que el alcohol y las drogas de los blancos pueden ocasionar a los indígenas: estábamos hablando de protegerlos de los productos, de la cultura y del conocimiento moderno para preservar su peculiar forma de ser.

Tu lo que eres es un hijoputa, pensaba yo. Estás reivindicando TU DERECHO a saber que existe algo que en tu imaginación te parece un paraíso, y ese niño te importa una mierda. Y si no, tampoco le des a tu hijo una cocacola, ni lo lleves al cine, ni le compres una bici, ni le vistas como a él le gusta: la sabiduría ancestral de nuestro pueblo vasco indica que deberías darle leche de la vaca del baserri de al lado, y vino tinto a partir de cierta edad; para divertirse ya tiene los deportes populares de arrastre de piedra y pelota vasca, y con una camisa blanca, pantalón a rayas va que chuta. Y eso sí; cuando crezca un poco, txapela.

Algunos pensamos que el acceso al conocimiento es patrimonio de la humanidad, y de obligado disfrute. Y si para ello deben caer unos cuantos cientos de tradiciones, pues peor para las tradiciones. Prefiero un niño yanomami vacunado, con una cocacola ,una gameboy en las manos y calzando unas playeras que uno subido a un árbol con una esperanza de vida de 35 años. Siento ser un insensible cultural.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

21 comentarios

luis -

Estoy de acuerdo con DEM, de hecho me metí a hacer un comentario pensando hacer el mismo que ya había hecho él.
De última lo que habría que hacer, también en contra del "paternalismo" (¿multiculturalismo conservador sería lo mismo?) es brindar; dejar brindar y buecar la mayor cantidad posible de información; armar; dejar armar y armarse de espíritu crítico y después terminar en la frase de Lem en Solaris: "There are no answers, only choices".

pep -

en mi opinión hay una clara diferencia entre fe y confianza tal y como se comentaba anteriormente en este post y tampoco es en absoluto comparable el conocimiento científico al conocimiento cultural, por llarmarlo de alguna forma (me refiero a las tradiciones, a la cultura, a las revelaciones, a la teologia e incluso a la metafisica). Pero precisamente teniendo esto en cuenta yo creo que hoy en dia existe en la mayoría de las personas una auténtica fe en la ciencia y en sus resultados, exactamente igual a la fe religiosa y yo incluso me atrevería a decir que una fe mesiánica en la que se cree ciertas cosas no por las cosas en si y las pruebas y evidencias que las apoyan sino por la persona que dice esas cosas o que sostiene esas afirmaciones o teorias. Mucha gente no tiene la formación mínima para entender muchos aspéctos básicos de la ciencia que son requeridos para comprender resultados y teorias, incluso a veces para comprender evidencias. Me cuesta por ejemplo pensar que el corrimiento hacia el rojo como evidencia de la expansión de las galaxias es comprendido por mucha gente, por mencionar algo relativamente sencillo. No digamos ya ecuaciones complicadas (o simplemente ecuaciones). Stephen Hawkins en alguno de sus libros comentaba que intentaria no incluir ecuaciones matematicas pero que alguna habría porque al fin y al cabo es un libro de ciencia. Yo creo que la gente no quiere entender sino simplemente quiere creer y eso es fe, ni más ni menos.
Yo no discuto para nada el metodo cientifico ni la ciencia, que no se pone en duda, tan solo la actitud de la gente hacia la ciencia y esa para mi es claro que es exclusivamente de fe.

antonio -

digo yo... y si usamos la estadística?... nos ayudará?... no sé, digo yo...

ana gallego -

yo si creo que existe por que la desaparicion de ellos fue muy extraña

Escéptico de Todo -

Puede que tengas razón, pero la cita que has escogido no te la da. Es literalmente cierta. Suscribo todas y cada una de las cosas que dice... y de lo que dices tú.

Ya sé que hablas de una verdad a medias y que seguramente te has desgañitado buscando en el libro algún pasaje más claro, alguno que metiera la pata sistemáticamente. Esos libros sugieren más que afirman, como Michael Moore en sus "documentales".

Todo es verdad, absolutamente todo lo que citas de esa persona es verdad.

Me he enfrentado a algo así en el pasado, en un tema no demasiado alejado del de la antropología. Puedo poner el ejemplo de Bruno Latour en su "Ciencia en acción". Me acuerdo especialmente de él porque compré el libro, de deliciosa encuadernación, con muchas ganas por el título tan sugerente. Puro relativismo, pero leyéndolo de cabo a rabo encontré solamente pasajes que sugerían, muchos, muchísimos, pero ninguno que afirmara algo que pudiera usarse en su contra.

Esto que te digo es síntoma clarísimo de la deshonestidad: si hubiera escrito algo claramente podríamos hablar de equivocación, pero tantos pasajes parándose justo al filo...

Me da la impresión de que te ha pasado a ti lo que me ocurrió a mi en su día.

Podemos tomar nota de las innumerables páginas que se enfrentan con éxito a alguien que usa ese método de amagar, sugerir y nunca hacer afirmaciones claras, a Moore. Su último "documental" ha generado toneladas de material.

monitor -

Defina elegante. Al hacerlo, es a sí mismo (a su mentalidad y su educación) a quien definirá. Lo "elegante" no es sino un condicionante histórico y personal, igual que "lo mono" o "lo divertido".

Los condicionantes histórico-culturales no guardan relación alguna con el conocimiento (sí la guardan en cambio el saber, y su hermana bastarda la creencia). En los condicionantes uno no *cree*, se los *tiene* o se carece de ellos. Por ejemplo, a mi un pantalón no me parece más elegante que un bañador, hablando en general.

jose -

Lo de basarse en la evidencia está bien cuando el tema se presta a ello, pero ¿qué pasa cuando salimos del radio de acción de la ciencia? Por ejemplo, yo creo que un pantalón es más elegante que un bañador, pero porque así me lo han enseñado desde chico, no porque tenga evidencias

Ford Prefect -

Hola a todos,

Al parecer los comentarios se han centrado más en las dudas de Hem respecto a la fe que la tema del relativismos cultural (quizá porque en eso estamos todos de acuerdo en la práctica. Yo tambien).

Respecto al tema de la fe, Hem, creo que confundes dos acepciones:

Por un lado tenemos la fe en su sentido religioso de "creer sin pruebas". No recuerdo que santito llegó a escribir que de haber pruebas, ya no sería fe. Es, por tanto, una fe no sustentada en hechos objetivamente verificables.

La fe en la existencia de los microbios patógenos, o de las supercuerdas, no es una fe en esa misma acepción, sino en la acepción de "confianza". Aplicado a la ciencia, sería confianza en el método científico y la aplicación que de él haga la clase científica; y esta confianza se fundamenta en los requisitos incluidos en el método científico: falsabilidad, reproducibilidad, etc. y en que toda teoría científica es susceptible de ser mejorada, ampliada, o sustituida por otra mejor. Este criterio "eventualidad" marca, a mi modo de ver mejor que ningun otro criterio, la diferencia entre la fe religiosa (esencialmente permanente) y la fe/confianza (por delegación o reconocimiento de autoridad, que es esencialmente circunstancial).

Klapacius -

Obviamente no hay más remedio que creer en la evidencia, porque es irrefutable, pero nada de lo que se ha tratado aquí es una evidencia, sino pruebas, que distan mucho de ser irrefutables, sólo pueden ser interpretadas, da igual si se trata de brujas, peces abisales o fenómenos siderales. La gravedad es una evidencia, que algo se caiga, sólo una prueba (malditos falsos amigos).

En cuanto a que la [percepción de la] realidad es una construcción sociolingüística, desde el momento en que la describimos desde nuestra posición social y nuestro lenguaje, no cabe la menor duda. Que de ahí se sigan razonamientos erráticos o interesados que traten de explicar hechos (descritos lingüísticamente) intoxicados gravemente por el fenómeno constructivista que conforma nuestra percepción (o el relativismo nihilista), es un mal omnipresente en nuestra historia, y que no suele resistir un análisis medio serio.

En cuanto a que el conocimiento debe ser de libre acceso, no cabe la menor duda, pero conocimiento no es la tora, ni la biblia, ni una tradición. Tan peligroso me parece un fundamentalista del logos [aunque suelan ser personas razonables] como el de arcanos dogmas [que no suelen serlo], no es una obligación para los domingos y fiestas de guardar.

Heimy -

Dem... Ni tú, ni yo, ni nadie tenemos tiempo material para realizar experimentos que nos permitan verificar, mediante experimentación directa, que se pueden reproducir los resultados que llevan a la conclusión de que es válido todo el conocimiento que nos interese.

El asunto, y he ahí lo importante es que SI QUISIERAMOS, y tuviéramos los medios a nuestro alcance (importante, esto último), podríamos repetir cualquiera de esos experimentos, alcanzando un resultado que esté dentro de los márgenes descritos por otros, que ya lo hicieron antes que nosotros.

Si no existe la posibilidad de repetir el experimento, mal vamos.

Dem -

Lo del paternalismo es el dilema de siempre ¿dejamos que le hagan la ablación a una niña aunque ella quiera? Que claro que no quiere, pero le han hecho creer que quiere (cosas de la cultura).

THB: creo que es la tercera vez que lo digo, o al menos lo insinúo: no me daría tiempo a comprobar todos los experimentos científicos sobre todos las materias (aunque tuviese la capacidad intelectual y el dinero necesarios). Es por eso por lo que digo que al final sólo nos queda creer. Y repito para evitar malinterpretaciones, que soy agnóstico, no estoy defendiendo las creencias religiosas, pero a las cosas conviene llamarlas por su nombre ;P

The Happy Butcher -

DEM: También podemos señalar "científicos", incluso universidades de EEUU, que proclaman teorías creacionistas. ¿A qué científicos debo creer? Unos acusarán a los otros de falta de rigor... Para ello existe la replicación en los experimentos... para que puedas comprobarlo por ti mismo... ¿no?

Tio petros: Lacan, Derrida, la nunca suficientemente vilipendiada Luce Irigaray y demás caterva ... Te recomiendo que añadas a la lista de posmodernos dignos de la mofa pública y generalizada a Ann Tickner. Vergüenza de las relaciones internacionales.

Un saludo.

monitor -

"Prefiero [ver] un niño yanomami vacunado, con una cocacola ..."

Pues...me parece que lo que tu prefieras [ver] no debería de importar (salvo a tí, claro). Lo que debería importar es lo que quiera *el niño*.

Hay algo que olvidan los partidarios del progreso y el conocimiento (¿acaso son ignorantes o tontos los yanomamis?), y también los que suspiran por "la vuelta a la naturaleza" (¿una flecha o una cuerda yanomami son naturales? ja!): olvidan preguntarle al interesado. Ambos adoptan una actitud paternalista, aunque sea con la mejor de las intenciones.

Walter -

Bueno, creo que la mejor consecuencia del post de enre2 fue este otro post. Como siempre me alecciono leyendo tu bitacora. Gracias.

Dem -

"Al final, nos guste o no, y puesto que nuestras mentes y nuestro tiempo son finitos, hemos de escoger una serie de fuentes de información y otorgarles un determinado nivel de confianza, para posteriormente construir nuestra propia opinión, usando el sentido crítico."

Esto es lo que yo quería decir. (Es lo que tiene el no ser muy inteligente ;P )

Lo dice Manuel Lucena en kriptopolis, aunque el artículo no habla específicamente sobre los actos de fe que aquí estamos discutiendo.

Dem -

No me estais entendiendo.
Cuando digo gérmenes también puedo decir teoría de las supercuerdas. Sólo son ejemplos de cosas que unos comprueban o demuestran y los demás nos las creemos.

También podemos señalar "científicos", incluso universidades de EEUU, que proclaman teorías creacionistas. ¿A qué científicos debo creer? Unos acusarán a los otros de falta de rigor...

Para mi sí es la misma fe, puesto que es el mismo acto de creer lo que alguien dice. Y según yo lo veo, no queda más remedio que CREER, y quizás luego explicar lo que creemos (salvo los que tienen capacidad para demostrar de verdad lo que sea, siempre hablo desde el punto de vista del ciudadano de a pie).

Yo, por ejemplo, creo que no existen dioses y que la ciencia tiene algunas respuestas; pero seguiré meditando el tema :D

Goyo -

Ante la falta de indicios de que las brujas causen enfermedades no tiene mucho sentido ensayar un método tan costoso como una caza de brujas. Por otro lado ya se han llevado a cabo cazas de brujas y el análisis objetivo de los resultados tampoco hace pensar que las brujas causen enfermedades.

No es el caso de la relación entre los gérmenes y las enfermedades, cuya evidencia ha sido mostrada y revisada independiente y concienzudamente siguiendo una metodología estricta.

[Quique] -

Dem: el Testigo de Jehová te engaña: de lso que estudian la biblia unos ven "la verdad" y otros no. Los que han estudiado la génesis de las enfermedades infecciosas han comprobado que los gérmenes las causan. Sin excepciones.

También hay otra diferencia fundamental: los señores que han propuesto la teoría sobre los gérmenes estaban deseosos de que cualquiera comprobase todos los detalles de sus argumentos y pruebas. Esa simple actitud marca ya la diferencia. No hay fe en la aceptación de los descubrimientos científicos. O si quieres, sí es fe, pero no es la misma fe que la que hay q tener para descubrir la verdad en la biblia. Así que no las comparemos.

Dem -

Pero al final, para el ciudadano medio es un acto de fe porque no vamos a reproducir esos experimentos, símplemente nos los vamos a creer y creeremos que otros ya lo han hecho por nosotros.

Aún no he meditado mucho el asunto, pero me sigue dando la impresión de que hay que elegir por los resultados que uno y otro dan. Lo malo de esto, sería que para ver que una quema de brujas no lleva a ningún resultado habría que matar algunas brujas... y siempre habría un iluminado que achacaría la falta de resultados a que no se han quemado suficientes...
(Qué complicado me resulta esto :S )

Además, los actos de fe están en nuestras vidas a diario: en el matrimonio por poner sólo un ejemplo. No se hasta qué punto es malo un acto de fe. Quizás lo importante es tener criterio a la hora de apuntarse a una doctrina y no aceptar automáticamente la primera con la que te ungen.

¿Cual es ese criterio? Uff, demasiado para un sólo día ;)

Carl Philip -

Tio Petros, mi máximo apoyo a lo que dices. Si algo me crispa los nervios es la actitud de cierto posmodernismo de describir la realidad como construcción sociolingüística, y, a partir de ahí, llegar a las conclusiones que más convengan a cada uno.

Dem, creer en las bacterias sin pruebas y creer en las brujas sin pruebas son equivalentes. Pero hoy, nadie tiene por qué carecer de pruebas de la existencia de bacterias. Y, la invitación del método científico a reproducir todos los experimentos, a no dar nada por sentado porque figure en un libro, es exactamente lo opuesto de encontrarla por iluminación en la Biblia, el Ramayana o la guía teléfonica.

Por otra parte, me parece que estamos confundiendo lo cultural con lo bueno. Vivimos inmensos en una cultura machista, violenta, racista e hipócrita, en muchos aspectos. Que estos rasgos sean culturales, no implica que sea deseable su mantenimiento. Y, en la medida que haya que alterar la identidad cultural de una población para evitarlos, mi opinión es que debe hacerse.

Dem -

Con el último párrafo estoy totalmente de acuerdo.

Pero no con los primeros. A mi también me parece que creer en los microbios patógenos es un acto de fe, al menos para la masa (entre la que me incluyo, por supuesto). Yo he visto bacterias y protozoos (colegio e instituto) pero no las he visto causar enfermedades.

Del mismo modo que dices que si se quiere se pueden ver las pruebas científicas, dedicando tiempo y quizás dinero, eso mismo me dice un familiar testigo de Jehová: que si estudiase la Biblia vería "la verdad" (las comillas son mías ;) ).

Realmente esto me causa un pequeño dilema intelectual porque soy agnóstico autoconvencido en lo religioso y bastante crédulo en lo científico...

Supongo que lo que me decanta es la frase de Woody Allen: "Si tengo que escoger entre la ciencia y Dios, me quedo con el aire acondicionado".

Supongo que la frase, además de ser cachonda, dice que una campaña de vacunación cura enfermedades y una caza de brujas no... (pensaré más en todo esto)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres