Blogia
Tio Petros

La joven de la perla

La joven de la perla No es el propósito de este blog hablar de cine. Tio Petros es un blog bastante monotemático, siendo los paseos matemáticos su principal función, y arrimar el hombro hacia la causa racionalista y escéptica su segunda vocación. Sin embargo, muchas veces hemos dicho que la búsqueda de la belleza es una de las constantes del quehacer matemático. Y no toda la belleza es de contenido matemático (¡Faltaría más!).

Hace dos días, nos enfrentábamos Vailima y yo a una tontorrona tarde de Agosto sin otro cometido que contemplar atónitos la podredumbre que ha terminado por invadir todos los espacios televisivos vespertinos (salvo en lo concerniente al deporte olímpico). Cuando uno está ya a punto de renegar de la especie humana, sublime productora de bazofia y tontería, decidimos ir al videoclub y escoger una película.

Me reconcilio con la especie humana. Además de mierda, somos capaces de hacer maravillas. ¿Se puede contar una historia realmente intrascendente a lo largo de hora y media de forma que el espectador permanezca atónito ante la pantalla, gozando de la extraordinaria belleza de cada fotograma? Sí, se puede. Esta película es una muestra de ello.

A partir de este cuadro de Johannes Vermeer, pintor holandés del siglo XVII:



Peter Webber nos cuenta la historia de las circunstancias personales que se dieron en su creación.

Una belleza absoluta.

FICHA:

Director: Peter Webber / Productores: Andy Paterson y Anand Tucker / Guión: Olivia Hetreed, basado en la novela homónima de Tracy Chevalier / Fotografía: Eduardo Serra / Música: Alexandre Desplat / Montaje: Kate Evans / Diseño de producción: Ben van Os / Intérpretes: Colin Firth (Johannes Vermeer), Scarlett Johansson (Griet), Tom Wilkinson (Van Ruijven), Judy Parfitt (Maria Thins), Cillian Murphy (Pieter), Essie Davis (Catharina), Joanna Scanlan (Tanneke), Alakina Mann (Cornelia), David Morrissey (Van Leeuwenhoek), Anna Popplewell (Maertge)... / Nacionalidad y año: RU / Luxemburgo 2003 / Duración y datos técnicos: 95 min. Color 1:1.85.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Sildenafil -

Pienso que tienes muy buen punto de vista y siento que tienes toda la razon al decir que uno de los quehaceres matematicos es la busqueda de la belleza.

monitor -

No he visto la película, pero leyendo lo que dices se me ha ocurrido que a veces (quizás siempre), no importa tanto lo que se cuenta sino cómo se cuenta. Ejemplo:
"Verona. Novios de familias enemistadas se suicidan".
Arte es la diferencia entre escribir eso y escribir... Romeo y Julieta :-)

En el caso de Vermeer y, por lo que escribís también de esta película, el efecto artístico se consigue mediante una elaboración minuciosa. No es casual que Vermeer empleara cámara oscura para hacer sus cuadros, los cuales son en cierto modo imágenes fotográficas de resolución ultra-alta. Tampoco es casual que Vermeer fuera el pintor favorito de Marcel Proust, quien con frecuencia empleó docenas de páginas para describir una escena de pocos segundos de duración.

Y sin embargo, también puede crearse belleza empleando una resolución bajísima, como en el impresionismo, o en el minimalismo. Curioso, ¿eh?

Esto de encontrar belleza en lo complejo y en lo sencillo debe debe ser aplicable seguramente a las funciones matemáticas, intuyo. Yo como biólogo que soy lo veo fácilmente en las cosas de mi oficio: hay belleza en los diseños relativamente libres de detalle (una tenia, una espina, la pluma de un calamar), pero también en la complejidad abrumadora de muchas estructuras naturales, como el esqueleto de una diatomea, la ramificación de un olivo... Va a ser que lo importante tampoco es el detalle que tenga, sino que la "cosa" sea resuelta con elegancia.
Corto, que me enrrollo más que una persiana :-)

Vailima -

La película está basada en la novela de Tracy Chevalier. Yo no había leído "la joven de la perla" pero mi librera me aconsejó que arremetiera con otra novela de esta autora, "La dama y el unicornio". Como he podido comprobar por la película, el tema de una y otra novela es intrancesdente. Lo que las hace verdaderamente atractativas es la minuciosidad con la que se narran escenas (o fotogramas) con una nitidez tal como si pudiera el lector estar contemplándolas en ese momento.
Con respecto a la película que tanto ha cautivado a Tio Petros, está tratada con una gran fidelidad a lo que, en mi opinión, es el objetivo de la autora: el paisaje costumbrista con sus ocres y claroscuros típicos de la pintura de esa época. Definitivamente, al igual que Tio Petros, creo que se trata de la belleza en términos absolutos. Chapeau por los técnicos, por el director y por los actores que han conseguido que la sensibilidad se haga material. Recomendable a todas luces.
Un saludo

pabloh -

A mí también me encantó: una película contada sin prisas y que, a la vez, se hace corta.

Felicidades anticipadas por el cumpleaños de bitácora ;-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres