Blogia
Tio Petros

Puer pueri lupus

Puer pueri lupus Esto no es un paseo matemático.

Esto es un lamento.

Esto es un lamento por pertenecer a la puta especie humana, y a su condición.

Hace unos días, a cinco kilómetros de donde vive quien esto escribe, en una población cercana, un chaval (tan sólo un niño) de 14 años hacía un corte de mangas a la vida y mandaba todo a tomar por el culo dando un paso en el vacío desde las murallas de su pueblo.

Más de un año de vejaciones por parte de sus compañeros, iniciadas un nefasto día en el que una incontinencia debida a una indisposición de vientre le señaló para siempre como el carrito de las hostias.

Durante unos días, el estupor. La esquela en el periódico y nada más. Ahora que han pasado dos demanas, doble hoja diaria en los periódicos locales, indicando que esto era la crónica de una muerte anunciada. Ahora resulta que varios de los hijos de puta que lo torturaban, además de hijos de puta eran hijos de profesores del centro. Ahora resulta que al inicio de este curso lo recibieron con una fiesta de celebración por el primer aniversario de "la cagada". Ahora resulta que en el gimnasio del colegio recibía balonazos hasta de los más pequeños. Ahora resulta que últimamente lo habían golpeado repetidamente cada vez que lo veían. Ahora resulta que todos lo sabían. Ahora resulta que el carrito de las hostias no ha aguantado más y se ha suicidado, llevándose consigo la alegría de sus padres y hermano para siempre.

Yo no le conocía, pero por las noches me da por pensar en este niño (porque aún era un niño) al borde de la muralla sintiéndose el ser más solitario del universo. Intento imaginarme su soledad, su inmenso dolor y su desesperación, y lo único que consigo es no poder dormir.

Dicen que cuando corrió la noticia, alguno de los compañeros preguntó si se había lanzado de cabeza o dando vueltas; ya saben, como haciendo una gracia. Dicen que hoy hay bastantes compañeros que no se atraven a salir a la calle por temor a la población. Dicen que algunos compañeros han abandonado el colegio, estigmatizados por la vergüenza. Dicen que alguno ha abandonado el pueblo. Dicen que hay muchos padres no se atreven a dar el pésame a los padres de la víctima. Dicen que hubo gente que no tuvo cojones de asistir al funeral, de por sí multitudinario. Dicen que esto no debía haber ocurrido jamás. Los psicólogos hablan y dan sus versiones. Hasta un bloguero habla del tema.

A ese blogero le apetece pedir perdón, sin saber muy bien porqué. Quizás porque estas cosas se diluyen en la culpabilidad colectiva, afectando a todos. Quizás por intuir que de haber estado implicado en el tema, tampoco hubiera dado la talla.

Intentaremos recuperar la fe en la especie humana. Mañana seguiremos hablando del calendario.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

33 comentarios

JULIAN -

Al que quiera profundizar en este tema, le recomiendo "Por tu propio bien. Raices de la violencia en la educacion del niño" de Alice Miller. Tusquets editores. Coleccion ensayos. Es una lectura bastante clarificadora.

David -

acabo de leer esta web y es increible. a mi me ha pasadolo mismo durante toda mi vida y solo por una razon: la obesidad. Mi caso es que yo guardaba toda mi mierda en mi sin sacarla fuera. y esto hizo que hace dos años cayera en una depresion de la que aun tengo restos (por eso repeti curso). Ahora vivo en una vida sumergida en una oscuridad gracias a esa gente tan hipócrita y despreciable que hace que la vida de los demas parezca aun mas miserable. han sido muchas las veces que se me ha pasdo la idea del suicidio por la cabeza, pensaba que a nadie le hacia falta mi presencia aqui, que no servia para nada seguir vivo. pero personas como iratxe (a la que le doy gracias por su confianza y su ayuda) me han ayudado a salir de aqui. lo que recomiendo es que sigais adelante a todas esas personas que os suceda este caso. sed libres y vivir felices.

Gemma -

Tengo 27 años. De jovencita, cuando aún existia el BUP también yo recibí este tipo de cruel maltrato, porqué llevaba gafas, ortondoncia y me sobrava algun quilito. Me sentia desplazada y como un bicho raro. Inicié una anorexia, que por suerte mi madre y los médicos detectaron a tiempo y pudieron curar. Hoy, que soy una mujer echa y derecha y que además estoy acabando Magisterio , os aseguro que jamás olvidaré que mal pasé aquellos años. Y que jamás en la vida me he reido de alguien por su aspecto físico o por sus "Cagadas" . Todos somos humanos, todos !! Y aquellos que castigan a los demás de esta manera, tarde o temprano reciben su merecido. No es justo que pasen estas cosas. Es una verguenza

ALEJANDRO -

Que triste que sucedan situaciones de este tipo! y más cuando se dan en centros educativos!
Como pedagogo que soy, pienso que no podemos culpar a nadie pues todo influye (profesores, familias, sociedad, los mismos agresores y víctimas, entre tantos otros) eso sí! no cabe duda que el ejercicio de la mayoría de los profesores deja mucho que desear. Yo soy consciente de estos problemas desde mi etapa como estudiante sin embargo muchos de los profesores en ejercicio toman conciencia de la violencia en las escuelas cuando ejercen el oficio. La sociedad (y peor aún el sistema mismo) cree que la simple realización de un curso preparatorio de metodología didáctica capacita para impartir clases (el ineficaz CURSO DE CUALIFICACIÓN PEDAGÓGICA) en fín! yo intentaré seguir profundizando en el tema para continuar sacando las castañas del fuego a esos ineficaces profesores; con la única motivación de que las víctimas de estas situaciones no sigan sufriendo los abusos de los.... innombrables.

MariNR -

yo tmb tube una infancia dura en la k mis propios copañeros de clase,de toda la vida,un dia me acorralaron y me enpezaron a insultar. Yo en ese tiempo era mu timida y no no era una persona k me rebotara tan facilmente.
despues de estos insultos k me afectavan psicologicamente uvieron agresione,en las cuales toda mi clase estaba encontra mia pegandome.Yo cuando era la ora de el patio no keria salir,porke savia lo k me esperava.
Cada dia al llegar a casa siempre estaba llorando pero yo creo k era de la rabia y de la impotencia de no poder acer nada.
Te entiendo jokin yo e pasado x algo mu parecido a lo k sufriste tu.Porque encima la mala era yo.Pero doy gracias,aunk tarde por averselo contado a mis padres y k mis progesores se enterasen.Aunke esto siguio un par de años las agresiones fueron disminuyendo.
Jokin espero k vallas en paz y k sepas k as abierto una puerta para todas las personas k estan pasando x eso o ya lo an pasado.
Yo ya e salido d ese mundo pero cada vez k veo lo k t paso a ti y a muxos otros niños me pongo en su pien y se me caen unas lagrimas.

ventu -

¿por que hay gente así?, ¿por que hay gente tan hija de puta?la verdad el pobre Jokin era un poco cobarde(y n s por desprecio ni mucho meno), sino porque esta es la sociedad en la que vivimos y hay que joderse y aguantar, no deberia de haberse suicidado por unos pobres ingratos que le maltrataban, deberia de haberle puesto huevos al asunto y tirar para alante de la manera que fuese.Quiero añadir una cosa mas,¿a estar con los huevos en el sillon sin poner orden ni disciplina y sin ayudar ni defender al maltratado se le puede llamar profesor?yo le llamo hijo de puta.(aupa el INDAUTXU)M.VxL.G

paco el flaco -

son todos los maltratadores unos hijos de puta

Señor Cara de Póker -

Heimy, has descrito mi infancia... sólo que a mí nunca nadie se atrevió a tocarme un pelo.

Heimy -

Yo cada vez que me acuerdo de esto doy gracias a la genética. Yo pude haber sido uno de esos niños acosados. Era tímido, introvertido, y me gustaban las cosas frikis (ordenadores, etc).

Para la época, eso me podía haber hecho ir pasando al grupito de los apalizados (para ser sinceros, nunca vi en el colegio que le pegasen a alguien, pero en retrospectiva, supongo que sí pasaba), pero... crecí rápido. Como era de los más altos de la clase, nadie se atrevió a ponerme un dedo encima hasta octavo.

Para desgracia del tipo, me defendí (es lo bueno que tiene que nunca te hayan pegado, no saben por dónde vas a salir), y a punto estuve de saltarle la cara de un puñetazo. No es que me sienta especialmente orgulloso. Resultado, casi nos expulsan a los dos una semana (al final sólo a él). Pero cada vez que pienso que todo podía haber pasado una EGB "diferente"...

Manu -

J. -

Pobre chico, lo siento mucho, sé por lo que pasó. No he podido evitar conmoverme.

Mucho he luchado, y lucho, por olvidar lo que sufrí en mi infancia. Los malditos, malditos mil veces, ojalá se pudran en vida, hijos de la gran puta, que me pegaban y también por la puta, reputa, hija de la gran puta de mi profesora que no hacía más que empeorar continuamente las cosas. Que os pase lo peor y sufrais lo indecible, que bien merecido lo teneis, pero no me voy a vengar porque soy mejor que vosotros, soy normal, soy uno más entre muchos.

Gracias a todos mis amigos y terapeutas por hacerlo olvidar. No doy las gracias a mi familia. Lo hicísteis lo mejor que pudísteis, pero también empeorábais la situación. Aun así os quiero.

luisoyo -

Respecto a la "pasividad" de los profesores, tengo que decir que no es fácil ser "activo" en estos casos. Y no estoy diciendo que nos de pereza o que prefiramos no meternos en problemas, sino que en el actual sistema no hay mecanismos adecuados para hacer frente a este tipo de casos.

Porque, vamos a ver, segun la ley (no recuerdo ahora cuál, pero es la que se debe aplicar) en el artículo 31b dice que es una falta muy grave la agresión física muy grave contra los miembros de la comunidad escolar.
A raíz de esta falta muy grave lo único que legalmente puede hacer un profesor es poner la correspondiente amonestación.
Posteriormente esa amonestación irá a jefatura de estudios donde se estudiará si se abre un expediente disciplinario, cuyas consecuencias pueden ser:
- que el alumno pierda el derecho a la evaluación continua.
- expulsarlo del centro entre 7 días y 1 mes
- expulsarlo del centro definitivamente

Hasta aquí puede parecer fácil, pero en realidad estas "penas" sólo se pueden aplicar tras una instrucción de la causa, con un profesor que hará de fiscal, rellenando un pliego de cargos que evalúe la gravedad de los hechos y un consejo escolar (el juez) para dilucidar la sanción.
En total pasará al menos un mes hasta que se pueda expulsar al elemento. Y esto con suerte, pues las sanciones más fuertes tienen que estar muy bien argumentadas para llegar a buen puerto (a la administración no le acaba de gustar que los alumnos estén por la calle, ni tener que reubicarlos en otros centros para que se cumpla la "obligatoriedad de la educación")

Yo solo puedo decir que hay alumnos que coleccionan impunemente amonestaciones graves o muy graves. Y muchas veces nadie hace nada porque total, para lo que va a servir...

Y es que este modelo burocrático-judicial, aunque pretende garantizar los derechos de los alumnos (y su presunción de inocencia) en realidad lo que hace es dificultar la tarea del docente y procurar inmunidad a los alumnos que, muchas veces, no tienen nada de inocentes.

Johansolo -

Yo suelo leer está página pero es la primera vez que pongo algo.

Vivo en Irún, ciudad al lado de Hondarribia y me quedé muy sorprendido, por decir algo, cuando me enteré de lo que pasó.

En mi caso la EGB la pasé acosado por casi todos los demás compañeros de clase, aunque solo de palabra, tenía que soportar un montón de motes. Supongo que no llegaron a más porque yo si pegaba a los que me insultaban (cuando los alcanzaba, claro), porque correr no se me daba muy bien....

En fin es una situación muy triste, pero muy habitual y molesta mucho que solo se den cuenta cuando pase una cosa como ésta...

Jorge -

Yo también fui uno de esos niños maltratados cuando era pequeño, en mi clase de 8º de EGB en el Colegio Principe Don Felipe de Boadilla del Monte, mis compañeros me daban palizas un día sí y otro también, tanto que la propia directora del centro se cansó de defenderme y un día mientras un chaval quería pegarme una paliza pasó por delante mía y al pedirla ayuda ella me contestó "Si te quiere pegar defiendete a mi dejame en paz". Por supuesto el chaval me dio la paliza, y encima con más saña por haberme intentado librar.

Nunca me olvidaré de esa profesional directora que durante todos estos años ha sido la directora de ese colegio y creo que sigue siendo. Mi "agradecimiento" a ella.

TioPetros -

A la pregunta de JR:
Según lasinformaciones que recibimos, efectivamente la familia va a emprender acciones legales, y parece que de envergadura. Para empezar contra la dirección del centro y el profesorado. La necropsia ha revelado maltratos debidos a palizas días antes del suicidio, de modo que se tomarán acciones contra los ocho agresores, de momento expulsados temporalmente del centro. Os podeis imaginar lo que supone todo esto en una población, por lo demás tranquila y encantadora. Un horror.

TioPetros -

C4 -

Estoy de acuerdo con el comentario de Carlos. Yo, todami vida hasta hace unpar de años, tenía la costumbre de tratar con respeto atodas las personas con las que trataba. Era un cachondeo, se aprovechaban de la buena intención, y cuando pedías que el respeto fuera recíproco, mofas, burlas, chascarrillos, o directamente mandarte a tomar por c...
Pero un día acabé hasta los collons y desde ese momento trato a las personas como animales irracionales (¿darías los buenos días a un perro? pues eso), HASTA QUE ME DEMUESTREN que se les puede tratar como seres humanos. He hecho tabla rasa, y a partir de ahí estoy construyendo. Aunque al principio fué duro, pero ahora sé positivamente que la gente con la que trato son realmente personas, y no como antes, que me relacionaba con animales hipócritas y sin escrúpulos.
Puedo decir que, en cuanto les he puesto en el brete, el 90% de las "personas" con las que me relacionaba se les vió la careta.
Ahora tengo las cosas mucho más claras y no doy vueltas en la cabeza a comportamientos y situaciones que NO TIENEN EXPLICACIÓN RACIONAL.

Saludos y resistencia

JoseLui -

Una lágrima...

...de alguien que también lo sufrió.

JR -

Pasado un poco el tiempo de las lamentaciones, y olvidado el día en que salió esta triste noticia efímeramente en el telediario, pregunto por las consecuencias reales, y no mediáticas: ¿los padres del niño emprenderán acciones legales contra los agresores y sus padres?

Si hay justicia en este mundo, que lo dudo, no puede quedar impune este suceso.

Saludos.

PD: Por cierto, José María, casualmente yo también traduje hace unas semanas el artículo de Graham.

JuanPablo -

Y acá, con algunas horas de diferencia, un chico agarró una pistola y vació dos cargadores sobre sus compañeros. Tres murieron, hay otro muy grave, y varios heridos.

Tal vez el mundo está loco, como dijo alguien más arriba.

Parece que en nuestro caso, los compañeros no se le burlaban, no se entiende bien qué lo llevó a eso. Pero más allá de buscar el por qué, es un síntoma de una enfermedad de toda la sociedad, y como partes de ella, también nos toca, así que me uno al pedido de perdón.

Granrabo -

Es un asunto muy serio y que creo que ha existido siempre. Se dice que los niños pueden ser muy crueles y se dice por algo. He leído por ahí que cuatro de cada diez niños son acosados por sus compañeros de clase alguna vez. Lo creo. En todas las clases hay uno o dos alumnos acosados, y creo que todos lo hemos vivido directa o indirectamente. Y las secuelas y traumas que se crean de estos acosos pueden ser graves.
El problema es de difícil solución. Pero no se debe tomar a la ligera. Me cabrea cuando la gente o los profesores dicen "cosas de niños" cuando los acosados lo están pasando realmente mal. Creo que es importante una concienciación del problema. Con alumnos, profesores y padres. Y al igual que de cada vez hay más facilidades y campañas para las mujeres maltratadas, podrían hacer lo mismo con los alumnos maltratados. Algo se tendría que hacer. Y hace años que se tendría que haber hecho.
Pero es que hace años, hasta los profesores zurraban a los alumnos...en fin.

Crystal -

Se me ponen los pelos de punta, qué asco... :(

Carlos -

¿ Y por qué tenemos que tener fe en las personas? La mayoría son como esa gente : no nos equivoquemos pensando que son buenos , unos hacen el mal y otros callan para no tener problemas (la gran mayoria). Siempre ha sido así, es asi y seguirá siéndolo, porque nos educan para sacar lo peor de nosotros mismos y porque , por alguna extraña razón, en general, tenemos instintos muy bajos.

José María -

Hace un tiempo traduje un ensayo escrito por un famoso informático norteamericano. Ese ensayo está en http://tessier.iespana.es/tessier/nerds.html . Paul Graham, el autor original, fue uno de esos niños/adolescentes torturado durante su paso por el instituto en EEUU. Leedlo si teneis tiempo y encontrareis semejanzas con esta historia.
Yo creo que en España se están comenzando a repetir los esquemas que llevan años combatiendo en EEUU.

Cristina -

Las torturas psicológicas a las que son sometidos algunos chiquillos en el colegio por sus propios compañeros y con el consentimiento de sus profesores. Unos lo superan y se refugian en otros amigos, familia... Otros no lo pueden superar, como este chico. ¿De qué me suena?. Cuando era pequeña, en el colegio al que iba (Sagrado Corazón Madres Franciscanas de Coruña, -¿por qué no decirlo?-), también había un grupito de niñas (colegio femenino), que atomentaban, amenazaban y extorsionaban a otras compañeras. Lo curioso es que la razón por la que lo hacían era porque esas niñas no llevaban la falta del uniforme pintada y más larga de los normal, no iban maquilladas a clase, no salían a discotecas con 11 años y no eran repetidoras. Parece una tontería, ¿verdad?. Pues ésta que escribe fue una de esas niñas acosadas. Yo y otras amigas sufrimos la violencia de esas "compañeras" con el consentimiento de los profesores. Todavía recuerdo las amenazas de Manuel, el profesor de inglés, asegurándome que me expulsarían del colegio si decía una palabra de aquello a mis padres, si les contaba que una de las repetidoras, ojito derecho de él, me había tirado por las escaleras. Claro que dí cuenta de ello. Mis padres no perdieron el tiempo y me sacaron del colegio. No sé todavía cómo no denunciamos aquello. Hoy muchas de aquellas niñas me ven por la calle y me piden perdón. Una de ellas vive incluso en mi edificio y me habla como si no hubiese pasado nada. Yo no olvido. No me costó mucho superar el trauma; me refugié en mis amistades, familia, y aficiones.

Cristina -

No debería sorprenderme lo que ha sucedido, pero sigo preguntándome cómo puede haber gente tan mala.

Saludos.

TioPetros -

Para Arthur: La noticia, escueta, la tienes aquí:

http://www.europasur.com/europasur/articulo.asp?idart=404026&idcat=729&compartido=yes

La población es Hondarribia (Gipuzkoa)

Carl Philip -

Me he quedado helado.

Como profesor que soy, ofrezco mi vergüenza por esos hijos de puta que se hacían llamar profesores a los padres de la víctima. Y pido perdón, en nombre de toda la gente que ejerce mi oficio. A muchos de ellos no les confiaría un niño ni para cruzar la calle.

Perdón.

Arthur -

O el Nombre del periódico local que publica la noticia.

Arthur -

Por favor, ¿ puedes poner el nombre del pueblo y su ubicación ? Gracias.

Te aseguro que no hay ni la mas ínfima razón para temerles, o protegerles. al contrario; es la única forma de proteger a otros niños.

Lola -

esto se está haciendo a todas las escalas del ser humano. En casa (padre y sus hijos, maridos y sus mujeres, mujeres y sus maridos), en el colegio (este es un ejemplo), en las discotecas (usted no entra con esos zapatos), y, a escala mucho mayor, en esas imágenes que tan acostumbrado estamos de verlas, por la tele, cada día, de niños buscando comida entre la basura.

Si la noticia del niño que dices saliera de nuevo mañana, en otro lugar, y dentro de 4 días en otro, ya nos acostumbraríamos y sólo diríamos "el mundo está loco"...

Nico -

Leí esta historia hace dos o tres días en una carta al director de El País y me quedé helado. No puedo entender cómo las personas (niños y adultos) podemos ser en ocasiones tan salvajes y tan poco compasivos con nuestros semejantes. Pero como ocurre en tantas ocasiones creo que los verdaderos culpables de que estas cosas sigan ocurriendo (en tantos ámbitos) son los que permanecen mirando desde la barrera sin hacer nada por ponerse del lado del que padece, cobardes y miedosos, tibios, y sobre los que debería caer tanta ignominia como sobre los torturadores materiales. Sin la colaboración vergonzante y pasiva de los primeros los segundos no tendrían nada que hacer. Y así como muchos tenemos claro que nunca estaríamos en el lado de los verdugos, hace falta en ocasiones hacer uso de toda nuestra fortaleza moral para no caer en el corral de los que no se quieren mojar. Estar dispuesto a ello y asumir las consecuencias es la única forma de poder ir con la cabeza alta.

Dem -

Los niños (de todas las edades pues a este respecto nunca dejamos de ser niños) siempre nos ensañamos con los débiles.

Eso (y muchas cosas más) hace que yo no pueda recuperar la fe en la especie humana.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres