Blogia
Tio Petros

Eurovisión, o el triunfo de la varianza nula.

Acabo de ver un extracto del festival de Eurovisión que, por lo visto debió celebrarse ayer sábado. Comprendo perfectamente que este festival haya perdido todo su interés. Canciones enlatadas, países prostituyendo sus raíces músicales tradicionales en beneficio de una banalidad absoluta, renunciando a sus propias lenguas para cantar casi invariablemente en inglés... en resumen: varianza nula.

No sólo era imposible saber qué país era el que interpretaba en cada momento, sino que era igualmente imposible saber si se trataba de una canción actual o de hace años.

La variabilidad es lo que da interés a las cosas. La uniformidad es la muerte de la cultura, del arte y de la vida. Hasta los cuerpos de las cantantes exhibían una varianza cero.

Vaya mierda...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

luger -

Más que la varianza, lo que da interés a las cosas y a la vida sería el coeficiente de variación, ¿no? (ya que la varianza depende del tamaño de muestra, y si N es lo suficientemente grande por fuerza siempre habrá alguna "varianza")

Pero es verdad, en la variación está lo interesante. Sin embargo y paradójicamente los burócratas, periodistas, políticos, vicerrectores, alcaldes, obispos, y demás reduccionistas siempre airean los promedios. Cachis, maldito sea el que inventó las medidas de tendencia central :-)

avellaneda -

pufff...qué buen post...tendrá esa gente que sale familia o amigos?? qué barbaridad! últimamente sólo me sale decir eso.."qué barbaridad", ;)

Duende -

Tiene gracia que la gente siga el evento. Hay quien se lo toma a pecho y le preocupa lo que haga España, como en el fútbol. Creo que alguna vez dio a entender Uribarri (el comentarista) de que el concurso estaba algo amañado. Con todo esto se podrían hacer paralelismos con los concursos de misses. En general, independientemente de la identidad lingüística o cultural de las canciones, el concursito me parece una ñoñería, aunque cierto es que lo veía cuando era pequeño.

Ya es sintomático que fueran al concurso esos niñatos de Operación Triunfo con sus canciones enlatadas y su encefalograma plano. Sobre todo en esta gente hecho en falta arte y letras que digan algo: no hay más que oír a Bisbal y a otros similares. Cuánto les tienen que enseñar Javier Gurruchaga, Sabina, Fangoria (Alaska) y Radio Futura. Seguro que se os ocurren más ejemplos en España del género musical que más os guste.

Pues eso, menuda mierda.

Vailima -

Cierto Luis y Tio Petros: tienes toda la razón. Música, atuendos, cantantes, bailarines y una histérica presentadora que chillaba como una rata (seguramente porque el vestido apretado que llevaba le impedía la respiración). Hasta los niños dijeron que todas las canciones eran iguales y que los cantantes eran unos horteras... jeje. Y ganó Grecia...
con sus pirámides...
y el río Nailon...
con una canción en inglés.
Claro.

Luis -

Si ese festival alguna vez tuvo algún interés fue por circunstancias que poco tenían que ver con la canción.

Abel -

pues sí!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres